13 de Septiembre de 2016

LA SIGEN DESTACÓ LOS CAMBIOS IMPULSADOS POR LA NUEVA GESTIÓN DEL IAF

La Sindicatura General de la Nación (SIGEN) realizó un informe en el que analizó las políticas de inversión que el IAF implementó entre diciembre de 2014 y junio de 2016. En particular, los auditores destacaron los cambios impulsados por la nueva gestión del Instituto, a cargo del presidente Fabián Rogel, y los avances registrados en la optimización general del manejo financiero de los fondos.

El trabajo concluyó en junio de este año y fue elaborado en base a una extensa documentación. Allí quedó reflejado el cambio de paradigma experimentado entre la antigua gestión y la nueva. Por ejemplo, en la decisión de que el IAF comience a operar, tal como marca la ley, con distintas entidades financieras públicas para obtener las mejores tasas posibles en los depósitos a plazo fijo. Hasta 2015, sólo lo hacía con el Banco de la Nación Argentina (BNA).

Según el informe de la SIGEN, dicha entidad ofrecía un rendimiento “por debajo de sus propias tasas de mercado”. Efectivamente, entre diciembre de 2014 y el mismo mes de 2015, las tasas brindadas al Instituto se mantuvieron en un 15,25%. A partir de marzo de este año, pasaron a un promedio del 27,71%. En estos momentos se están habilitando las operaciones con todos los bancos oficiales autorizados por las normas del organismo.

Por otro lado, el IAF canceló en el mes de mayo la suscripción a una Letra del Tesoro en Pesos (LETEs) por un monto de VN 300 millones, que había sido tomada por la gestión anterior a propuesta de la Oficina Nacional de Crédito Público. Las nuevas autoridades consideraron que no se trataba de una buena inversión.

El Instituto también aprovechó las altas tasas ofrecidas por las Letras del Banco Central (LEBAC), que a inicios de este año llegaron al 38% en un plazo de 35 días. La SIGEN destacó que la adquisición de LEBAC creció en los últimos meses hasta equiparar a los depósitos a plazo fijo. A eso se sumó la posibilidad de compra de LEBAC en el mercado secundario, con la intención de no desaprovechar fondos que antes quedaban en las cuentas bancarias del organismo sin devengar tasa debido a los plazos de utilización.

La SIGEN también señaló que la cartera histórica del IAF tenía una vida promedio de apenas cinco años, es decir, “muy corta en relación a sus objetivos como fondo de pensiones”, ya que el plazo ideal es de entre 10 y 15 años. La situación está comenzando a revertirse gracias al trabajo de la Gerencia de Recursos Financieros del organismo.

Los auditores celebraron, además, que el Instituto iniciara el proceso para adquirir un nuevo sistema de gestión de inversión y riesgos financieros con el objetivo de mejorar la administración de su propia cartera.

Asimismo, destacaron la evolución favorable de los recursos propios con la nueva gestión, que pasaron de niveles del 20% promedio al 46% en la actualidad.

En síntesis, la SIGEN identificó mejoras en la política de inversiones: puntualmente, en la realización de diversas operaciones para optimizar la cartera de inversiones, no sólo en el rendimiento sino también en el horizonte temporal de la misma.

A su vez, puso en relieve la política de liquidez que viene llevando a cabo el Instituto, en función de atender puntualmente al pago de retiros y pensiones. De este modo, se evidencia la implementación de políticas financieras que aseguran solvencia en el largo plazo con liquidez en el corto, permitiendo el cumplimiento de las obligaciones presentes y futuras que hacen a la misión del IAF.

Fuente: Comunicación Institucional IAFPRPM - (011)4370-1800 int. 2260 / prensa@iaf.gov.ar

Cerrito 572, Ciudad Autónoma de Buenos Aires (C1010AAL) - Centro de Atención Telefónica: 0810-222-2423